Bicicletas por todo Buenos Aires

Por momentos Buenos Aires se parece a la ciudad europea Amsterdam. Vas para un lado, vas para otro y lo que se repite calle a calle son bicicletas que van y vienen sin cesar. La pandemia produjo un cambio rotundo en cómo circular por la Ciudad.

Los servicios esenciales (tren, subte y colectivo) son para la gente esencial (médicos, policías, bomberos, etc). La gente entendió el mensaje y entendió que la mejor manera de combatir al virus es caminar o andar en bici siempre al aire libre. Se está convirtiendo habitual pasar un fin de semana por la Avenida del Libertador y ver carriles con bicis dónde siempre había autos.

El gobierno porteño midió la afluencia de bicicletas en distintas ciclovías y calles de la ciudad para compararlas con el tránsito del mismo periodo del año anterior. Los resultados sorprendieron incluso a los promotores más acérrimos de las dos ruedas: la cantidad de viajes en bici en la ciudad creció hasta un 114%. El pico se registró en la intersección de las avenidas Del Libertador y Casares. En ese punto, se contaron 7.600 viajes en una jornada. Todo un récord.

Por ese mismo motivo tomaron nota los de la Ciudad y hicieron 17km de ciclovías en las Avenidas Corrientes y Córdoba.

El futuro apunta a la micro movilidad, como se denomina a las nuevas formas de transporte más sustentables, económicas e individuales. Por ejemplo, los scooters, el monopatín eléctrico y la bicicleta. El medio ambiente ya lo agradece: según datos de la Agencia de Protección Ambiental porteña, los parámetros de contaminación atmosférica cayeron un 50% durante la cuarentena.