¿Cómo es el protocolo de los shoppings?

Luego de casi siete meses cerrados, los shoppings centers de la ciudad de Buenos Aires volverán a abrir sus puertas a partir de este mediodía. Así lo confirmó esta mañana el presidente de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC).

“Arrancamos a las 12. Está todo previsto. La parte formal se cumpliría en el transcurso de la mañana. La expectativa es muy buena, después de siete meses se nos permite volver a ejercer nuestras actividades. Estamos muy entusiasmados y se viene por delante una fecha emblemática para el calendario comercial que es el Día de la Madre”, explicó Mario Nirenberg, gerente General de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC) en radio La Red.

Conocé su protocolo

La cantidad de personas permitidas en simultáneo dependerá del tamaño del centro comercial. Se calcula que se permitirá una persona cada 15 metros cuadrados del shopping. En el Abasto Shopping, por ejemplo, esto significaría que podría haber 2500 personas a la vez, mientras que en el Alto Palermo, que cuenta con un espacio más reducido, se permitirían unas 1436.

Con el fin de evitar aglomeraciones, las entradas deberán contar con sistemas electrónicos que contabilicen la cantidad de personas que ingresan y egresan del establecimiento.

La Ciudad dispondrá de personal de concientización en las entradas de cada centro comercial para evitar la formación de focos de contagio en los ingresos al edificio.

Siempre que sea posible, los clientes deberán evitar ingresar con acompañantes.

El personal de los comercios deberá garantizar la rápida atención de los clientes, a modo de evitar las concentraciones de personas en los momentos de mayor afluencia de clientes.

A fin de facilitar el cumplimiento de los dos metros de distanciamiento social entre las personas, los lugares de espera deberán estar señalizados

El trabajador deberá estar aislado de las personas externas al establecimiento siempre que fuera posible. Para eso, se colocarían mamparas, pantallas o elementos de distanciamiento en los escritorios de las oficinas de atención al público

Los locales gastronómicos, como los patios de comida, deberán adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad.

Los cines y los juegos para niños no se habilitarán.