Churrerías porteñas

Artesanales o industriales, rellenos de dulce de leche o bañados en chocolate, la esencia de los buenos churros es que sean crocantes.

Ya no es una indulgencia veraniega para la ronda de mate, sino que aparece en la carta de restaurantes, mercados y en locales especializados que lo tienen como único producto.

A los clásicos se suman nuevos sabores y versiones saladas. Son irresistibles cuando están recién hechos. Aquí, dónde comprar los mejores churros porteños:

OLLEROS
Olleros 4169, Chacarita.

DOS ESCUDOS
Juncal 905, Retiro. Y Montevideo 1690, Recoleta.

LA GIRALDA
Av. Corrientes 1453, San Nicolás.

SOL GALICIA
Luis Viale 2881, Flores.

JUAN PEDRO CABALLERO
Thames 1719, Palermo.

LA CHURRETERÍA
Defensa 961, San Telmo.

LOS GALGOS
Av. Callao 501, San Nicolás.

EL BURLADERO
Pres. José Evaristo Uriburu 1488, Recoleta.

EL TOPO
Virrey del Pino 2617, Belgrano.