¿Cómo separar los residuos correctamente?

Si los residuos domésticos son separados y clasificados pueden convertirse en recursos, en lugar de basura.

¿Qué significa separar en origen?

Separar en origen es disponer los residuos diferenciándolos en:

Reciclables: materiales que pueden recibir un tratamiento y convertirse en materia prima para ser reinsertados en un circuito productivo (papeles, cartones, plásticos, vidrios y metales).

Basura: aquellos residuos que no cuentan actualmente con un circuito para su recuperación (vidrios rotos, tubos fluorecentes o lámparas, servilletas, residuos sanitarios, etc).

Sólo los materiales que son correctamente separados en origen pueden ser reciclados.

¿Cómo debo separar mis residuos?

Podés tener dos cestos diferenciados o bien, un cesto para la basura y una ecobolsa o caja para los reciclables. Los reciclables deben estar limpios y secos. Podés guardarlos durante varios días ya que no generan olor ni filtraciones. Es importante es que los materiales reciclables se encuentren lo suficientemente limpios y secos para que no contaminen a los demás, es decir, que no mojen o manchen aquello potencialmente reciclable. Si estás separando los residuos en tu casa o trabajo, basta con enjuagar aquellos materiales que tengan restos de comida o estén engrasados utilizando solo un poco de agua o quitando los restos con una servilleta de papel.

Si cada uno lo hace y le avisa a su familiar, amigo, todos ayudamos a cuidar el medio ambiente.

¡Sumate al cambio!

Más información en Ciudad Verde.