J.W. Bradley Ltd.

La historia detrás de la puerta

Viajar en tren, en un mítico vagón del Orient Express y conocer Estrasburgo o Budapest a través de un cóctel es parte de la experiencia de J.W.Bradley, el nuevo bar oculto de Buenos Aires.

Al atravesar la puerta Nº 1875 de la calle Godoy Cruz, nos embarcamos en la aventura de recorrer el viejo continente para descubrir las historias que allí tuvieron lugar y permitir que nuevas ocurran.

La ambientación, que nos transporta a un gran vagón comedor y una antigua estación abandonada, está lejos de ser pretensiosa.

Por el contrario, el espacio es cálido y amigable, ideal tanto para ir en pareja como en grupos de amigos ya que sus mesas compartidas invitan a la fraternidad.

La carta de coctelería, bajo la supervisión de Federico Sadovsky, recorre las mismas rutas que el Orient Express, contando en sabores las historias de sus vagones, las estaciones y los pasajeros.

Desde el té inglés al vermouth italiano, desde el whisky escocés al licor francés, del dulce perfume de sus pasajeras hasta el seco cierre de un pacto de caballeros, todos estos aromas se ven plasmados en sus cócteles sofisticados y únicos.