Floralis Genérica

Floralis Genérica es una flor gigante de más de 20 metros de altura, obra del arquitecto Eduardo Catalana. La hizo con la idea de reflejar el dinamismo del tiempo como un regalo para la ciudad. Se inauguró el 13 de abril de 2002.

La flor está hecha en acero inoxidable y aluminio y pesa 18 toneladas. Se trata de la primera escultura en movimiento controlada por un sistema hidráulico y células fotoeléctricas.

 

¿Sabías qué? 
Pocos años después de su inauguración, el mecanismo se rompió porque la tempestad forzó sus pétalos. Quedó abierta las 24 hs. hasta que el 10 de junio de 2015 recuperó el movimiento.